improving

FACEBOOK 2048 831 a 72

 

kubo-sansebastian-mural

  EXPOSICIÓN   PÚBLICO GENERAL ACTIVIDADES PARA FAMILIAS   GRUPOS ESCOLARES   FOTOS   EDICIÓN  

 

kubo-sansebastian-cartel

SAN SEBASTIAN

De lo sagrado y lo profano. Un imaginario contemporáneo.

 

 

COMISARIADO:  Javier Balda/ Fernando Golvano

 

FECHAS: Del 19 de enero al 27 de marzo de 2011    

 

 

 

 

  

   Sebastián, militar milanés al que su muerte en martirio cristiano a comienzos del siglo IV convirtió en San Sebastián, fue mucho tiempo una referencia histórica y religiosa. Las numerosas ciudades que llevan su nombre y los innumerables templos erigidos en su culto y memoria a lo largo y ancho del mundo son expresión de la admiración que despertó su figura religiosa.

 

 

   En el último tercio del siglo XIX la representación artística del santo empieza a superponerse y a oscurecer la imagen religiosa. Aquel soldado santo al que se representa semidesnudo, atado al tronco de un árbol, acribillado de flechas, con mirada doliente, se convierte en icono del arte y podría afirmarse que hoy la dimensión religiosa de San Sebastián palidece ante la versión artística del soldado Sebastián. Incluso en lugares como Donostia, en donde tenemos al santo por patrón.

 

 

  Del patrón, dicen los estudiosos que se trata de un personaje que evoca versatilidad y ambivalencia de sentimientos y sentidos. Mientras unos ven en su figura asaetada un icono del ascetismo religioso, otros destacan la sensualidad y el erotismo que desprende su imagen. Son diferentes interpretaciones que han llegado con plena vigencia hasta nuestros días.

 

 

   Precisamente de todo esto trata la muestra “De lo sagrado y lo profano” con la que la Sala kubo-kutxa quiere rendir su particular homenaje a San Sebastián. Abre así su programación para este año 2011 con un acercamiento a la figura del patrón de la ciudad a través de la mirada actual que nos ofrecen las obras de artistas contemporáneos que, basados en su leyenda, han tratado su repercusión y su actual significado simbólico.

 

 

   Una visión actual sin perder una perspectiva histórica que hará posible la presencia en la exposición de obras del siglo XV al XIX, muchas de ellas pertenecientes al patrimonio artístico de la propia kutxa. Será de este modo más fácil completar y comparar la perspectiva actual de la iconografía de San Sebastián con la de épocas pasadas.