Upcoming

FACEBOOK 2048 831 a 72

 

ALEJANDRO GARMENDIA

  EXPOSICIÓN  

ALEJANDRO

GARMENDIA

OBRAS   PÚBLICO  GENERAL   ACTIVIDADES EDUCATIVAS   EDICIÓN  

 

ALEJANDROGARMENDIA  

 

ALEJANDRO GARMENDIA

 

Paisajes, enigma y melancolía

 

Del 2 de marzo al 27 de mayo de 2018

 


Comisario: Fernando Golvano

 

 

Alejandro Garmendia (Donostia / San Sebastián, 1960-2017) era uno de los artistas más polifacéticos e ingeniosos que podemos encontrar en la creación contemporánea de nuestro contexto. No obstante, su trayectoria creativa, iniciada a mediados de los años ochenta tras finalizar sus estudios de Bellas Artes y truncada fatalmente en febrero de 2017, resulta poco conocida. Nomadeó por las artes visuales, de modo principal por la pintura y el collage, pero también por las artes gráficas, el cómic y el vídeo, por la creación musical en registros diversos, desde la acción performativa de signo dadaísta y pop hasta la creación sonora de base electrónica, o también por una fugaz tentativa narrativa. En todos esos escenarios creativos desplegaría una voluntad experimental, irónica, a veces satírica y, casi siempre,  melancólica.

 

El centenar de obras que integran esta primera retrospectiva de este artista, da cuenta de esa voluntad y de las principales bifurcaciones creativas y recurrencias presentes en su práctica artística. El cauce principal de la misma refiere una serie de tránsitos enigmáticos entre lo real y lo imaginario, o entre lo cotidiano y su posible devenir inquietante, extraño. Sus pinturas o collages activan un asombro y un juego de formas surreales, ecos de algunas vanguardias modernas, reminiscencias de viajes y ciudades, y paisajes surgidos del azar y del ensayo constructivo. Mediante una singular poética del fragmento y del ensamblaje, tanto de imágenes como de materiales diversos, Alejandro Garmendia celebra la aventura –siempre inconclusa– de las artes para litigar con la existencia, lo imaginable o lo experimentable.

 

Son recurrentes los paisajes urbanos con imágenes fragmentadas, veladas o enmascaradas de pintura, resinas u otros materiales; o la invención de paisajes dominados por formas acuosas para el extravío de nuestra imaginación. En sus fotomontajes y collages de espacios dislocados o invertidos, dispone un desorden concreto, una extraña serenidad catastrófica de un mundo desvanecido y anacrónico.

 

La travesía de Garmendia se asocia también a sus lugares de residencia y creación: San Sebastián, París, Bilbao, Barcelona, Madrid, Nueva York, Edimburgo y Hendaya representan otra trama de afectos y encrucijadas que dejaron su huella en sus obras.